Durante mi vida Universitaria en Perú

En los lugares más pobres de Lima,en aquellos llamados pueblos jóvenes donde se veían niños jugando descalzos y madres haciendo línea en  los comedores populares con sus ollas para recoger la ración de alimento para su familia, nunca podría haberme imaginado que un grupo de personas habían iniciado sus empresas pero lamentablemente la falta de recursos impedía que progresarán por lo que estaban teniendo un crecimiento muy lento. Sólo contaban con un talento o experiencia en algo y una necesidad urgente de generar ingresos, ya que por el desempleo era su única opción de sobrevivir, su única opción de sustento familiar, eso era increíble,  pero lo que más me impresionaba era que estaban llenos de pasión, imaginación y creatividad  y además eran grandes soñadores.

.

“En los momentos de crisis, sólo la imaginación es más importante que el conocimiento”

 Albert Einstein

 

Cómo practicante universitaria de Economía pude enseñar a este grupo de pequeños empresarios cómo formalizarse y hacer todo su proceso de marketing a fin de que consiguieran más pedidos, ordenes o clientes.

Efectivamente, aprendieron mucho y en la práctica fueron viendo los resultados traducidos en ingresos, lo que les permitió crecer como empresarios y como personas. Ellos eran lo que hoy llamamos Emprendedores.

Ellos crecieron pero yo volví a nacer….

 

Después de 10 años como ejecutiva …

Estaba convencida que trabajar en un sistema de 8 horas, tiempo por dinero,  no era lo mío, mi vida había quedado impactada desde que compartí con ese grupo de pequeños empresarios como practicante, cuando estudiaba Economía. Quería ser libre, pero en otro terreno de juego: El internet.

 

“Tu trabajo va a ocupar una gran parte de tu vida y la única forma de estar verdaderamente satisfecho es hacer lo que crees que es un gran trabajo. Y la única forma de hacer un gran trabajo es amar lo que haces. Si no lo has encontrado aún, sigue buscando. No te conformes. Como con todos los asuntos del corazón, lo sabrás cuando lo encuentres”.                                                                                                                                                         Steve Jobs

 

Cuando traté mil y una formas de  hacer negocios por internet me di cuenta que había demasiada información que me confundía cada vez más, llevándome a probar  una y otra cosa.

Basada en esta experiencia y ya radicada en el estado de New York en Estados Unidos decidí que otros no pasarían lo mismo que yo y empecé a prepararme para ponerme en frente del creciente mercado hispano de emprendedores, en frente de mi cliente ideal para darles la solución que estaban buscando, por lo que sumado a mi profesión de Economista tome cursos y certificaciones que apuntaban a ese solo propósito.

Tengo mi empresa de servicios dando el coaching y soporte técnico para aquellos que estén dando el salto al internet con el negocio que ya tienen o con el que piensan crear. Ahora puedo ayudar a otros que encuentren en mí, lo que en su día yo busqué y no encontré en otros: Claridad a la hora de iniciar, implementación online y posicionamiento a través de una marca personal.